sábado, 8 de octubre de 2011

Steve Jobs (1/18)



Hace pocos días murió Steve Jobs, el cofundador de Apple. En el blog le voy a dedicar bastantes posts, en los que hablare de su vida y sus inventos. Lo primero de lo que os voy a hablar es de su vida, resumidamente:

Steven Paul Jobs (San Francisco, California, 24 de febrero de 1955  Palo Alto, California, 5 de octubre de 2011), más conocido como Steve Jobs, fue un empresario y magnate de los negocios del sector informático y de la Industria del entretenimiento estadounidense. Fue cofundador y presidente ejecutivo de Apple y máximo accionista individual de The Walt Disney Company.
Fundó Apple en 1976 junto con un amigo, Steve Wozniak, en el garaje de su casa. Aclamado por el éxito de su Apple II Jobs obtuvo una gran relevancia pública, siendo portada de Time en 1981. Contaba con 26 años y ya era millonario gracias a la exitosa salida a bolsa de la compañía a finales del año anterior. La década de los 80 supuso la entrada de potentes competidores en el mercado de los ordenadores personales, lo que originó las primeras dificultades empresariales. Su reacción fue innovar: a principios de 1984 su compañía lanzaba el Macintosh 128K, que fue el primer ordenador personal que se comercializó exitosamente que usaba una interfaz gráfica de usuario y un ratón en vez de la línea de comandos. Después de tener problemas con la cúpula directiva de la empresa que él mismo fundó, fue despedido de Apple Computer en 1985. Jobs vendió entonces todas sus acciones, salvo una. Ese mismo año recibía la Medalla Nacional de Tecnología del presidente Ronald Reagan, cerrando con este reconocimiento esta primera etapa como emprendedor. Regresó en 1997 a la compañía, que se encontraba en graves dificultades financieras, y fue su director ejecutivo hasta el 24 de agosto de 2011. En ese verano Apple sobrepasó a Exxon como la empresa con mayor capitalización del mundo.
Durante los años 90 transformó una empresa subsidiaria adquirida a Lucasfilm en Pixar, que revolucionó la industria de animación con el lanzamiento de Toy Story. La integración de esta compañía en Disney, de la que era proveedora, convertiría a Jobs en el mayor accionista individual del gigante del entretenimiento. En el año de su muerte, su fortuna se valoraba en 8.300 millones de dólares. y ocupaba el puesto 110 en la lista de grandes fortunas de la revista Forbes.
En su segunda etapa en Apple también transformó la industria musical: lanzó el iPod en 2001 y en 2003 la tienda online de música de iTunes, que en siete años vendió más de 10.000 millones de canciones y dominó completamente el negocio de música online, a un precio de 0,99 centavos por canción descargada. Ya en 2009 lograba acaparar el 25% de la venta de música en Estados Unidos., siendo la mayor tienda musical por volumen de ventas de la historia. Según el registro de patentes de EE. UU., son 317 las patentes de Jobs que figuran a nombre de Apple.

11 comentarios:

isa dijo...

Revolucionó el mundo de la informática, como lo conocemos hoy en día. Unos días tristes, no solo para Apple..

Saludos, D.E.P. Steve Jobs

Bruno_1 dijo...

Tienes razon Isa, saludos!

Miquel dijo...

Supongo que lo que fué es algo parecído a un vidente ¡¡¡

Nico García dijo...

Se fue un gran hombre. DEP.

mujerdesesperada dijo...

Nació con ese don ¡Qué suerte! Menos mal que lo usó para hacer buenas cosas. Que le sea leve el más allá, a ver si averigua cómo puede mandarnos información sobre el tránsito por allí.

javier caireta serra dijo...

hola bruno!! a mi me hace pena que se vaya uno de los personajes que nos han cambiado la vida. Sin él, este blog tan chulo no podría existir aún. Bueno... 'gracias steve' y saludos desde www.fulltimedeportes.com

Nahuel Bargas dijo...

Con sus inventos ha cambiado la vida de las personas, por lo que la sociedad lo recordará con mucho cariño.
Saludos

Sílvia dijo...

Hola
Un revolucionario
Saludos

Ignac10 M. dijo...

Pobre,sufría del cáncer.Se fue un genio de la tecnología,el genio de Apple.Saludos!

Mateo (golporlaescuadra.com) dijo...

Se va una persona que merecía la pena, un visionario. DEP.

Saludos!

María dijo...

Quedémonos con todo lo bueno que nos ha dejado.Las enfermedades no saben de buenos, malos o genios.